Estamos en plena primavera y los colegios se llenan de colores y buena energía.

La primavera es la mejor estación para fomentar la creatividad en nuestros comedores escolares, con actividades de manipulación y desarrollo. En los colegios de Madrid creamos murales decorativos con los diferentes colores de la estación, sus flores y frutos, creando diferentes tipos de sellos y estampas reaprovechando partes de frutas, verduras y materiales reciclados. En uno de los colegios de Canarias nuestras monitoras invitaron a los niños y niñas a relacionarse con el medio natural que les rodea, decorando los comedores con manualidades de árboles, flores, mariposas… todo un trabajo de equipo.

¡Qué bonito nos ha quedado!

¡Comparte esta noticia!