Por María del Mar Guillén Palacios, Dietista responsable de Albie en el Instituto de enfermedades neurológicas de Guadalajara.

Tanto con la edad, diversas enfermedades y daño cerebral puede aparecer la disfagia, o más comúnmente conocido como dificultada para “tragar”. Esto se debe a que una vez aparece este síntoma en nuestras vidas comienza a verse afectada la eficacia de la deglución lo que conlleva problemas de desnutrición y deshidratación. 

Pero, ¿por qué nos afecta tanto?

Una vez que la ingesta se ve afectada tanto de líquidos como de sólidos en persona puede provocar que el cuerpo no funcione correctamente. De igual forma, su vida social se verá reducida en especial cuando haya que ingerir algún tipo de alimento debido a la dificultad que esto les conlleva, no hay que olvidar que en España las reuniones sociales se producen casi siempre alrededor de una mesa, ya sea para comer como para tomar café. 

Actualmente, se están adaptando en la dieta habitual los líquidos y los sólidos gracias a equipos transdisciplinares según el grado de afectación, de modo que puedan ser ingeridos de una forma eficaz y segura para la persona, implementando una reeducación de la deglución en los casos en los que sea posible. 

María del Mar Guillén Palacios

Dietista responsable de Albie en el Instituto de enfermedades neurológicas de Guadalajara.

Infografía Albie sobre la disfagia

¡Comparte esta noticia!